viernes, 18 de junio de 2010

La Victoria del Tri de México


Después de disfrutar y celebrar la segunda y aplastante victoria de la selección Argentina en el mundial, de sentir la emoción al ver al Gran Diego dándoles el abrazo de felicitación a cada jugador y sentir empatía con su alegría, porque pese a todas las críticas y juzgamientos en su contra, ha callado voces en los dos partidos de Argentina, dirigiendo a un seleccionado confiado, seguro y que por tanto ha dado los resultados que lo clasifican a la segunda ronda; acudí, con mi camiseta albiceleste, al Zócalo del Distrito Federal, a ver el juego de la selección mexicana contra Francia.


Un canto del Himno Nacional mexicano, que entonaron de forma unísona más de 25 mil almas que se encontraban en el Zócalo, en su mayoría mexicanas, dio inicio a 90 minutos de un partido intenso e histórico, y diría yo, luego de ver las eliminatorias de México, que el mejor partido de su selección.





¿El resultado? 2 a 0 a favor de México, lo que hizo que los más de 100 millones de mexicanos ubicados en el Zócalo, en restaurantes, en bares y cantinas, en las oficinas, escuelas, cárceles y en general en todos los rincones de este país, vibraran de emoción y les devolviera la esperanza y el aliento que necesitaban para luchar y mantenerse vivos en el mundial.

Es la primera vez que estoy en un país que tiene un seleccionado en esta maravillosa fiesta llamada Mundial de Fútbol y, pese a que de los equipos futbolísticos que representan al Continente americano, es precisamente México uno de los dos equipos por el cual no suelo ir, por razones que nada tienen que ver con el cariño con que me han recibido aquí, debo decir que sentí una gran emoción y alegría al ver a tantas personas unidas y felices, por algo tan simple como lo es ganar un partido de fútbol.


Hubo cánticos de mariachis, siendo Cielito Lindo el que más destacó. Hubo porras muy particulares, el canto acompañado de aplausos, mediante silabas de la palabra que distingue a este país de los demás: MÉ XI CO, MÉ XI CO, MÉ XI CO, hubo vestidos de Chinelos (vestuarios típicos de algunas regiones mexicanas), mexicanos con pelucas, caras pintadas, sombreros charros, mariachis, cornetas, imitaciones de copas de todos los tamaños, protestas sofisticadas, cientos de banderas, de gritos y cualquier otro concepto que les permitiera identificarse con su país y que fuera resultado del increíble ingenio y creatividad que sólo los mexicanos poseen, para acompañar e identificarse con su selección, con su México querido.



Una vez que terminaron los 90 minutos del partido, los miles de miles de mexicanos salieron a festejar en caravanas de a pie y en carro, de una forma inimaginable para cualquier panameño. Me impresiona ver a tantas personas juntas, divirtiéndose con tanto orden. La verdad, es que en Panamá, las celebraciones son más bulliciosas, alegres y desenfrenadas que aquí, pero ellos, los mexicanos – a su manera – celebraron y festejaron los dos goles que le metieron a un seleccionado francés que en este juego dejó mucho que desear.


Felicito al pueblo mexicano, por su gran actuación en el partido de hoy. Aún no están clasificados para los octavos de final, sin embargo, la victoria de hoy – que fue celebrada como si fuera la ocasionada por ganar la copa del mundo – sé que les va servir de base y de incentivo para su próximo juego. Y, por el cariño que les tengo a muchas personas de este país, les deseo las mejores vibras en sus próximas participaciones en este mundial.

Con estas victorias, la de Argentina para mí y la de México para los mexicanos, en donde se refleja la alegría y felicidad de la gente que se une sin ningún tipo de prejuicios, es cuando reafirmo que la felicidad está en las cosas más simples de la vida. Y repito: ¡Que bonito es el fútbol!

6 comentarios:

  1. Creo que la pasión con que disfrutas las cosas fue algo que hizo se desencadenara ese gran amor que aun profeso por ti.

    Sin ninguna duda coincido: Que bonito es el futbol!!

    Muy buena crónica.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo,

    Gracias por tú comentario.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Me encanto este escrito solo por que me encanta el futbol pero sobre todo porque puedo decir que la escritora es amiga mia!!! un abrazo en la distancia mi estimada Nelva.

    Saludos
    Yelitza!

    ResponderEliminar
  4. Querida Nelva:

    No he sacado tiempo para ver un solo partido de fútbol, a pesar de que en otras épocas era tan aficionada como tú.

    Cuando me enteré que Francia jugaba contra México, a pesar de que tengo afinidad con Francia, me sentía identificada con México porque para empezar los franceses no debieron estar en este mundial, por lo que me cuenta mi esposo Philippe, ellos le hicieron una jugada sucia a Irlanda, que supuestamente el arbitro no vio. Philippe que es muy correcto en sus análisis, me dice que en este deporte se juegan billones de dólares de por medio y que a la FIFA le convenía mucho más que Francia vaya al mundial, porque mueve a una fanáticada más grande, recuerda que por el mundial se venden millones en artículos promocionales que también generan grandes ingresos.

    La mayoría de los jugadores del equipo Francés no juegan juntos durante el año, no tienen esa mística del equipo Argentino o Méxicano por ejemplo, muchos jugadores son extranjeros a quiénes les han dado la ciudadanía para que formen parte del equipo, muchos otros no se soportan y no soportan al director del equipo por lo cual este año están reflejando los problemas que están viviendo; baja moral, inconformidad, falta de sentido de pertenencia. En fin, parece ser que ellos ya se están descalificando del mundial.

    Aunque solamente brevemente vi un partido de Argentina, siento que sería bonito que ellos ganen este mundial no tanto por el gobierno actual de ese país, que estoy segura secuestrarían el resultado para echarse las flores que no se merecen; sino porque da gusto ver a un Maradona que a pesar de haber pasado por el infierno ha resurgido como un Ave Fénix.

    Sigue disfrutando los partidos y escribiendo en tú blog para que por lo menos a través de lo que escribes pueda sentir que no me he perdido este mundial.


    Me imagino que estás con Yurisel, ella iba muy contenta. Disfruten de estas merecidas vacaciones y tomen muchas fotos.

    Un abrazo,

    MT

    ResponderEliminar
  5. Hola Yelitza,

    Que gusto tenerte por aquí leyendo el blog.

    Agradezco tú comentario y te envío un cordial saludo y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Ing. Marcela.

    Muy cierto lo que indica en su comentario sobre la selección francesa. Ahora, solo vemos los resultados de eso y ha sido todo un show para mal del deporte.

    Esperemos que Dios acompañe a Argentina y nos lleve a la victoria. Pues coincido, son cosas que van más allá de 12 jugadores y un balón.

    Seguiremos escribiendo y en cuanto a Yuri, está fascinada. Por allí le enviaremos las fotos.

    Saludos,

    ResponderEliminar