jueves, 24 de mayo de 2018

De egos y reelecciones


Hoy hablaba con una persona que ostenta un alto cargo en el país, acerca de su posibilidad de reelegirse.  Me gustó escuchar, por primera vez en mucho tiempo, a una persona, política, que además es mujer, con una claridad, respecto de los cargos públicos de alto mando y dirección.

Tajantemente me afirmó, "hay gente que se me ha acercado para pedirme que continúe en el cargo y me han manifestado que me apoyarían para que siga en él, pero, ya tuve mi oportunidad e hice lo que pude con lo que tuve, por lo que el reelegirme no es una opción, además que no entra en mi concepto de vivir en democracia."

Esto me hizo recordar un pensamiento que he tenido desde hace tiempo respecto de los puestos de elección popular, cualesquiera que estos sean, porque, particularmente, creo y concibo a la democracia como ese espacio, en donde todas las personas contribuimos un poco: con el voto, con el asumir una responsabilidad para dirigir un cargo determinado, y – en el intermedio – coexisten muchas personas, que fiscalizan, facilitan,  y desarrollan acciones para que esos cargos puedan cumplir con sus objetivos.

En esa democracia que creo, esos cargos, son temporales, porque de lo contrario pasan a ser pequeñas dictaduras que se van fortificando como tiranías, gracias a egos crecidos, que llevan a quienes pudieron ejercer un buen mandato en un momento determinado, a equivocarse y a abusar de la confianza que la gente les depositó.

lunes, 23 de abril de 2018

¡Hasta luego Donnita!



¡Hasta luego Donnita! Con esa frase solía despedirme cada vez que tenía que salir de la casa, recibiendo una mirada triste de respuesta que imploraba ¡quédate! Mirada, que hasta el último de tus días, me hizo sentir un remordimiento al dejarte.

De cachorra, mi hasta luego iba acompañado de un sin número de malabares que lograban cerrar cualquier espacio por donde pudieran escabullirse las setenta libras de cuerpo fornido y piel café, ansiosas de canalizar una enorme e infatigable energía que poseía, corriendo bajo las escaleras del apartamento de mi mamá.

Más de una vez nos pegamos tremendo susto, por esas correderas que nos hiciste pasar, las cuales, como al juego del policía y ladrón, ganabas tras la traición de nuestros reflejos, llevándonos tras de ti, inclusive en pijama.

¡Cuanta energía tenías mi Donnis! Recordarte en tus años mozos es rememorar a un ser chispa, siempre alegre, incansable, rebelde, fuerte y robusto, que, además, tenía de complemento contrastante, un alma noble, amorosa, dulce y realmente tierna.

Tu rostro implacable de pitbull asustaba a todo aquel ser vivo que no te conocía. Sin embargo, todas las personas que tuvimos la fortuna de compartir contigo, sabíamos que eras tú quien te asustabas con ellos.  Ahora podemos decir ese gran secreto. Sé que a pesar de ello, las veces que estuvimos en peligro, estuviste dispuesta a defendernos.

martes, 27 de febrero de 2018

Importancia del Sistema Interamericano de DDHH

Comparto artículo de opinión publicado en la Estrella de Panamá el pasado 23 de febrero de 2018.

Tras la Segunda Guerra Mundial, los Estados del mundo iniciaron un proceso de reflexión profunda, sobre las atrocidades que se pueden cometer en su seno, haciendo uso excesivo del poder, lo cual acarreó acciones encaminadas a salvaguardar la dignidad de los seres humanos a través de los Estados. Así el 10 de diciembre de 1948, con la firma de la Declaración Universal de Derechos Humanos, los países inician un compromiso de garantizar 30 derechos mínimos a sus habitantes.
Paralelamente, países del continente americano empiezan un proceso de diálogos, con la misma finalidad, pero regionalmente, y emiten ese año la Declaración Americana de los Derechos y Deberes de la Persona.

jueves, 11 de enero de 2018

Delitos atroces y penas en Panamá

En días pasados, ante la muerte atroz de una niña en La Chorrera, por parte de un conocido de su familia, proferí esta opinión en la emisora La Exitosa, en virtud de la consulta sobre el endurecimiento de las penas, para delitos atroces o la posibilidad incluso de volver a la pena de muerte u otras penas distintas a la privación de libertad, a quienes cometen tales actos. En virtud de que los homicidios y femicidios continúan de manera muy violenta, he decido compartirla, a través de este espacio.

Debemos indicar en primer lugar que somos muy conscientes de que ha habido un aumento considerable del conocimiento que tenemos de hechos delictivos que están impactando de forma muy negativa a nuestra sociedad. Y ante ello, la sociedad lo que pide de primera mano es la justicia, la cual siempre se nos ha definido como darle a cada persona lo que merece o lo que le pertenece. Y si analizamos esa frase en el contexto no tanto individual sino social, la justicia la debemos comprender como la transgresión de los valores fundamentales de una sociedad.

Ante ello es normal que cuando tengamos conocimiento de la comisión de un delito que ha violentado esos valores, como el valor de la vida, la transparencia en el manejo de lo público, la integridad o la cohesión de una familia, por ejemplo, lo primero que la sociedad exige es que al responsable se le imponga la pena máxima o bien, cuando hay femicidios como el de una niña de seis años, que haya pena de muerte o cadena perpetua.

Pero

miércoles, 20 de diciembre de 2017

COMENTARIO SOBRE EL REGGAE LA CHAMA Y OTROS

Hoy el sensacionalismo de un titular de un periódico del patio llamó mi atención. El titular era sobre un reggae llamado La Chama, que como no es de sorprenderse no había escuchado.

Aclaro, no escucho reggae, no porque no me guste el ritmo, sino porque salvo intérpretes en peligro de extinción, las letras me ofenden como mujer, por lo que cuando escucho música, paso el dial sin pensarlo para no incrementar el rating de los retrógradas que lo cantan en Panamá.

Viendo la noticia en el diario digital aparecen varios vídeos en donde el apodado Mr.  Saik está en una presentación a tope y advierte querer interpretar La Chama y pregunta al público, que era bastante grande, y el cual estaba conformado por un alto porcentaje de mujeres, si él había ofendido a alguna mujer con su canción, a lo que el público responde, en coro,  que a ninguna. A lo cual el pretendido reguesero afirma con orgullo que ha hecho otras canciones y nunca han ofendido a nadie. ¡Plop!

En eso, un ser humano, una mujer venezolana, muy valiente por cierto, para enfrentarse contra toda una discoteca, alza su voz y le grita "Falta de respeto, abusador, desgraciado".  Y como era de esperarse todo el mundo se va en contra de ella y le gritan ¡fuera! ¡FUERA!

La mujer venezolana rompe en llanto de la impotencia y sollozando va saliendo del lugar diciendo,  entre otras cosas: "No es un juego, ustedes no saben lo que se siente".

Luego de ver esto, mi pregunta es ¿hasta ese momento nadie en ese abarrotado lugar pudo sentir el dolor y la indignación de una mujer, que más allá de cualquier lugar de origen del cual provenga, estaba indignada con una canción insultante en donde este tipejo afirma que todas las venezolanas están paradas en una esquina, vendiendo su cuerpo y en donde, como es su costumbre, ubica a las mujeres - EN GENERAL-  como un objeto sexual?

Realmente es aberrante  que sigamos aplaudiendo, celebrando y defendiendo a seudo artistas, sin talento, que necesitan recurrir a la bajeza de la ofensa, la denigración del sexo de su madre, y el resentimiento contra otra nacionalidad, creado producto de la incapacidad de nuestros gobiernos por tener una política migratoria efectiva.

Es tan bajo el que escribe letras como esas como el que las canta, las baila y las celebra. Gracias a letras como esas seguimos propagando el machismo, la violencia y la minusvalía emocional de nuestra juventud y de la población en general.

Estado panameño: necesitamos regular y censurar YA las letras que se propagan en nuestra radio sin ningún tipo de control. 

sábado, 7 de octubre de 2017

Seda














Textura que evoca
ternura, pasión y entrega
con el aliento de tu boca
y de tu piel que invoca.

Tiempo que nos recuerda
el camino, el amor y el tesón
de un octubre de ilusión
que nos inundó el corazón.

Lienzo en el que reposan:
experiencias y anhelos
de dos almas que rebosan
de afecto sin recelos.

Período de vida en pareja
de total correspondencia
que llena, alegra y sosiega

con todas sus vivencias.

miércoles, 30 de agosto de 2017

¿Quiénes gritaron de alegría cuando nació el color azul?

Tristes de tanto oscurantismo, agobiados de la apretazón similar a los alfileres que conviven en una tupida caja de 0.50 centavos. Hastiados del olor a desgarro, a muerte, a sueños rotos y a esperanzas cautivas que penden de los razonamientos de personas que con corbata, saco, toga y birrete, en condiciones distintas, sin haber estado presentes el día de los hechos, decidirán su suerte.

Ellos y ellas, a quienes el aliento a vida se les detuvo, por situaciones buscadas o no, celebran con los colores del temor, de las ansias, del regreso, de la pena, de la emoción que corre en forma de agua salada por sus caras, ¡de alegría! el día que nació el color azul, anunciándoles un nuevo comienzo en sus vidas.


Ejercicio de descripción rápida, realizado en curso de escritura. 


martes, 18 de abril de 2017

Por el lugar donde nacemos, dentro de Panamá, aún discriminamos



Ayer que tuve la oportunidad de estar en la Junta del Centro Regional Universitario donde laboro, fui testigo de cómo, materialmente, se da la discriminación por parte de personas de la provincia de Panamá respecto de las demás provincias del país, en todos los niveles, inclusive a lo interno de las instituciones educativas superiores, es decir, desde la institucionalidad.

Toda discriminación genera exclusión de seres humanos, ya sea de sueños, de sus posibilidades reales y materiales, para su auto - realización, de sus derechos, de su desarrollo. Por tanto, ninguna discriminación es justificada.

Mientras escuchaba diferentes argumentos de profesores y profesoras sobre aspectos particulares que se dan a lo interno de la entidad educativa, recordé que cuando compartí nuestra decisión de mudarnos a Las Tablas, mucha gente expresó su alegría. Otros, por el contrario, reaccionaron como si me fuera para un remoto lugar en donde no existía nada. ¿Qué vas hacer allá? Me preguntaron. Respondía yo:

domingo, 2 de octubre de 2016

Los sueños de Donna

Hace un par de semanas inicié el curso: Escriba y publique su libro, dictado por la Profa. Ileana Gólcher en la USMA. Este es un objetivo que tenía pendiente desde hace un tiempo atrás, pero que por diversas razones, es ahora cuando los planetas se alinearon para que pudiera concretarlo.  

El curso es completamente recomendable, por todas las oportunidades de aprendizaje que nos facilita de manera muy amena y abierta la Profa. Gólcher. Además, nos motiva a escribir y a sacar tiempo para ello. 

Estaré compartiendo en este blog, algunos de los textos que allí hemos estado construyendo, con diversos objetivos de aprendizaje: describir, crear, motivar la imaginación, entre otros.

Los sueños de Donna


Trémulos como los tembleques de swuaroski que lucen las ataviadas empolleradas, revolotean en el suelo los sueños y anhelos de la noble Donna, quien, con movimientos bruscos y hambrientos de juego perenne, sacude con sus fuertes zancas, los treinta kilos de piel tupida, sedosa y acolchonada, que recubren a un ser impaciente, audaz, manipulador, perseverante, bueno y dulce como la miel.

Allí, en ese frío suelo, en una tarde de calor agobiante, se observa a la bella durmiente, tierna, indefensa, acurrucada, en la misma posición, que estaba en el vientre de su madre, con las patas que quieren alcanzarse, hacia adentro, moviéndose de pronto bruscamente, con  sueños inquietos y amorosos, como su ser. 

domingo, 24 de julio de 2016

Educación sexual: Una necesidad. Óptica desde la realidad de Panamá, el Derecho y los compromisos internacionales del Estado Panameño.

Comparto el contenido de una intervención que realicé en días pasados en un foro sobre el Proyecto de Ley 61 y sobre las Guías de educación sexual para docentes, para la reflexión.

Como ciudadanos y ciudadanas responsables de un país, antes de proferir una opinión, debemos informarnos y sacar nuestras propias conclusiones, cualquiera que estas sean, pero ajustadas a un criterio informado.  

Hay muchas cosas que quienes están en contra del Proyecto de Ley 61 y de las Guías, para docentes han señalado, que a mí me han generado, por un lado,  una gran indignación, porque  están alejadas - absolutamente – del contenido de dichos documentos, mintiendo,  generando miedos con supuestas conspiraciones supranacionales en contra de los menores de este país, y cayendo en el más bajo nivel de creación de absurdos retorcidos que insultan la inteligencia y los valores éticos de los profesionales, madres, padres de familia y sobre todo de la niñez y de la adolescencia de este país.

Por otro lado, tales argumentos de los detractores del Proyecto de Ley 61 y de las Guías, me han confirmado la gran necesidad de los mismos, puesto que una sociedad que al escuchar la frase “educación integral de la sexualidad”, reduce la misma al mero acto sexual y/o genital, me indica que