miércoles, 3 de noviembre de 2010

Un lugar privilegiado llamado Panamá. En conmemoración a los 107 años de vida independiente.


Cuenta la leyenda que cuando el arquitecto del mundo trazaba los primeros esbozos de su plano, contempló reservar grandes espacios de tierra que sirvieran de base para sostener a poblaciones numerosas. Estos grandes espacios tendrían un diseño amorfo; la mayoría gozaría de cuatro estaciones climáticas al año; y tendrían que enfrentar los desastres naturales con tenacidad y coraje, ya que la posición geográfica en la que fueron situados y la composición de sus tierras, es muy sensible ante las calamidades que la naturaleza deja en su enojado paso.

No obstante, dicho arquitecto, estimó prudente reservar un pequeño suelo para que fuese habitado por un selecto grupo de seres vivos, con características muy particulares. Muchos dicen que su diseño es parecido al de una S acostada. Sin embargo, si se aprecia bien, podrán observar que más que una S tiene la forma de aquella ave, que en su categoría, es la más grande del continente americano y que de hecho ha elegido como uno de sus hábitats favoritos esa pequeña tierra, convirtiéndola así en su ave nacional. Esta teoría guarda un sentido más apegado a los propósitos del arquitecto, ya que al ser un lugar selecto, se requiere, por un lado, de la visión del hermoso águila arpía para que oriente a sus habitantes en el viaje de sus vidas, y por el otro, se requiere de la fortaleza de sus alas para cubrir, evadir y proteger a los descendientes de esa tierra, ante cualquier calamidad.

El ingenio del arquitecto no tuvo límites y creó todo lo necesario para que aquel lugar fuera realmente privilegiado y gozara de un toque de magia que pudiese enamorar a todo aquel que pisara su suelo, de modo que existieran no una, sino muchas razones para que quien lo conociera lo llevara siempre en su memoria y quien naciera allí no le quedaran ganas de irse.


Es por ello, que a diferencia de los grandes espacios de tierra, a este privilegiado suelo el arquitecto le otorgó sólo dos estaciones climáticas al año: el verano y el invierno. El verano inicia justo al comienzo del nuevo año, mostrando los amaneceres y atardeceres más hermosos que en ninguna otra posición geográfica, el cielo pueda reflejar y expresándole así a su gente que el viejo año se fue no sólo con hechos negativos, sino también con momentos tan bellos como el atardecer, que quedarán grabados en sus vidas para siempre, y que les acompañarán en el nuevo amanecer.

Por su parte, las lluvias, la humedad y el calor que acompañan los nueves meses del invierno, también dan fe de las intenciones del arquitecto, porque son esas lluvias las que mantienen y alimentan los lagos, los ríos, los dos mares, la flora y la fauna que acompañan a esa privilegiada tierra. Permitiendo que en todo el año sus habitantes y visitantes puedan disfrutar de lugares paradisiacos en compañía de las bondades que la naturaleza les regala.

Además, el arquitecto pensó en la economía de sus habitantes, ya que al sólo tener dos estaciones muy parecidas en cuanto al tipo de clima que se genera, la gente no tiene la necesidad de gastar dinero en comprar ropas para cuatro tipo de estaciones, sino sólo para una.

La posición geográfica de este sitio elegido influye en la mente de cada uno de sus habitantes, porque al ser el enlace entre América del sur, Centroamérica y América del norte, su gente es consciente de que si bien ha sido escogida para habitar en un lugar privilegiado, debe servir de instrumento en la comunicación de otras poblaciones. Es por ello, que la solidaridad se hace presente en su gente y a diario se concreta el lema que reza en el escudo nacional de esa tierra, al decir pro mundi beneficio, es decir, al servicio del mundo.


Por otro lado, el selecto grupo de personas que el arquitecto escogió para habitar la privilegiada tierra, es una de sus riquezas más grandes y preciadas. Es una especie de humanos que no se encuentra en otro lugar del planeta. Ellos conciben, literalmente, que la vida es un carnaval. Es por ello, que si bien es gente trabajadora, son personas que no pueden vivir sin la fiesta, el jolgorio, el ruido y la alegría, la cual se refleja en el caminar; en la forma de hablar; en el recibimiento de otras personas, ya sean extrañas o conocidas; en la forma de conducir sus vidas; e inclusive en la conversación más formal. Es gente valiente, luchadora, cordial, que le gusta la paz y que ha defendido a través de su historia el derecho inalienable de ser quienes conduzcan los destinos de su tierra. Y es que este espacio privilegiado de tierra lo ha querido poseer, en todo o en parte, varios países, tales como España, Colombia, Francia y Estados Unidos. Pero su gente, repartida a lo largo y ancho de nueve provincias, ha luchado para poseer su soberanía. Ejemplo de ello lo es su independencia de España el 28 de noviembre de 1821; su separación de Colombia el 3 de noviembre de 1903; su lucha por la soberanía de la totalidad de sus tierras y para que las bases militares estadounidenses salieran de su suelo, la cual se vio culminada el 31 de diciembre de 1999. Si no hubiera sido por la valentía, el coraje y el amor de la gente a su tierra, al punto de dar la vida por ella en varios momentos de la historia, seguramente en estos días, ese privilegiado territorio sería parte de otro.

Sin embargo hoy, los habitantes de esa tierra celebran, al son de los tambores, redoblantes, clarines, liras y trompetas, sus 107 años de ser una joven república independiente, y con orgullo, sintiéndose eternamente agradecidos con el hecho de que el arquitecto del mundo los hubiese elegido a ellos, y no a otros, para formar parte de ese espacio de tierra tan privilegiado, ondean aquel emblema diseñado de forma inteligente por Don Manuel E. Amador, al elegir un diseño sencillo y elegante que les identificara, el cual les representa desde el 4 de noviembre de 1903.

Ese espacio de tierra tan privilegiado, del cual tan sólo se han dado pequeños esbozos de sus innumerables riquezas, fue bautizado con un nombre que según la leyenda posee tres significados: abundancia de peces, abundancia de mariposas ó en virtud de un árbol que fundó sus raíces en dicha tierra. Con independencia de su significado, es un nombre fonéticamente fuerte, tan fuerte que al mencionarlo resuena en el corazón de quien lo escucha y lo siente, donde quiera que esté. Es un nombre que representa la patria que el poeta Ricardo Miró dibujó en su más célebre poesía al decir, sin equivocarse “! Oh Patria tan pequeña que cabes toda entera, debajo de la sombra de nuestro pabellón, quizás fuiste tan chica para que yo pudiera, llevarte toda entera (y por doquiera) dentro del corazón!” Ese lugar privilegiado, en el que tan sólo habitan un poco más de 3 millones de selectos habitantes, fue bautizado con el hermoso nombre de Panamá.

7 comentarios:

  1. Mary,

    Es uno de los artículos, cuentos o escritos más hermosos. Lo que me hace sentir muy bien ya que mi hija lleva ese amor a nuestra patria que tanto nos ha costado construir. Hemos tenido el sufrimiento y la vergüenza de tener un enclave colonial en el centro de nuestro pequeño istmo; tuvimos una dictadura militar; gobiernos que se han arrodillado ante el imperio, etc. Y si bien hemos logrado cosas muy importantes todavía nos toca luchar por una mejor distribución de la riqueza, que haya transparencia en el manejo de la cosa pública, que la impunidad y el juega vivo sean frases y términos que no formen parte de la vida diaria, dónde se respeten las libertades democráticas y por ende la libertad de expresión, donde no sea asesinada ni una sola mujer por violencia doméstica, que ni un sólo niño o niña muera por desnutrición, y donde impere un país con educación y justicia social. Ese es el país por el cual luchamos hoy día para que se construya.

    ResponderEliminar
  2. Querida Nelvita:

    Una vez más nos demuestras el gran talento que Dios te ha regalado y que has podido cultivar con la guía de tus seres más queridos.

    Felicidades.

    MT

    ResponderEliminar
  3. Hola, disculpe usted sabe que significa su nombre? o de donde viene? le hago esta pregunta por que yo me llamo Nelva y he estado buscando el significado, sin encontrarlo por ningún lado.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Anónimo.

    En cuanto a su pregunta, alguna vez busqué el significado del nombre Nelva, no obstante tampoco obtuve resultados.

    Yo lo tengo por herencia.

    Saludos y suerte en su búsqueda.

    ResponderEliminar